El módem

 

  Permite la comunicación entre ordenadores situados a gran distancia unos de otros a través de la línea telefónica: conexión por internet. Los hay de dos tipos: internos (instalados en el ordenador) y externos (conectados a un puerto del ordenador). Los segundos necesitan alimentación eléctrica externa.

 

 

 
 

 

A %d blogueros les gusta esto: